El gato que VivaAerobus perdió

El gato que VivaAerobus perdió

La desaparición de Lucio pone en tela de juicio la manera en cómo VivaAerobus maneja las jaulas de los animales que son transportados en la nave del equipaje y la falta de responsabilidad y de un protocolo de actuación en caso de la pérdida de un ser vivo.

 

Por: Carolina Zorrilla

 

El creciente interés de las personas por trasladarse o vacacionar con sus mascotas. Aceptar animales de compañía en la cabina se ha convertido en un plus para las  aerolíneas mexicanas.  Volaris, Interjet y Aeroméxico brindan a sus clientes este servicio. Las políticas respecto al peso y estatura del animal y el cargo extra varía en cada una de estas empresas.

Los aviones aceptan mascotas en la nave del equipaje, sólo cuando cuentan con una cabina presurizada en donde se colocan  y pueden tener oxígeno suficiente durante el viaje.

VivaAerobus es una aerolínea que acepta mascotas, pero no en cabina, sólo en la nave del equipaje y tiene un cargo extra. Por cada vuelo está permitido llevar 3 mascotas y no es posible reservar el lugar del animal, por eso el cliente debe llegar con 2 o 3 horas de anticipación al aeropuerto.

El 17 de agosto Mariana Zárate viajó de Tijuana a la Ciudad de México junto con todas sus pertenencias, incluyendo su perro y su gato Lucio. Debido a la repentina mudanza, decidió viajar por VivaAerobus ya que los horarios y el precio la beneficiaban. Llegó al aeropuerto 3 horas antes como se lo habían indicado para reservar el lugar de sus animales. Hizo el check in, las personas encargadas de esa área  se inclinaron para ver a los animales dentro de sus jaulas y le dijeron que todo estaba bien.

lucio
Lucio. Foto: cortesía de Mariana y Rubén

VivaAerobus es la aerolínea que más demanda tiene en vuelos nacionales debido a las tarifas bajas que maneja, sin embargo, también es la que más quejas tiene ante la PROFECO junto con Volaris, según un estudio realizado por El Universal el pasado mes de marzo.

Antes de viajar, Mariana se aseguró de cumplir con todos los requisitos que la aerolínea le había pedido para el transporte de sus mascotas: vacunas, collar con placa de identificación, desparasitación, transportadora adecuada. Cuando ya había abordado, la mujer que la había atendido en el área de check in le avisó que Lucio había escapado de su jaula.

Cadena de irregularidades

El vuelo estaba anunciado para salir a las 6:00 p.m. Mariana llegó junto con sus animales a las 3:00 p.m. al aeropuerto de Tijuana como se lo habían indicado. Les había dado a ambos un tranquilizante natural para que no se estresaran durante  el viaje. Al momento de realizar el  check in el personal de VivaAerobus anunció que el vuelo se retrasaría dos horas. El gato y el perro permanecieron con Mariana hasta que la hora del vuelo se aproximó. Cuando fue el momento de abordar, le pidió al personal de la aerolínea que tuvieran mucho cuidado con sus mascotas y escribió sus nombres en cada una de las jaulas, eran aproximadamente las 7:00 p.m. Después de haber documentado a los animales, volvieron a anunciar que el vuelo se retrasaría una hora más. Mariana estaba muy estresada, porque el efecto del tranquilizante ya se les había pasado.

pago-por-lucio
Comprobante del pago por el transporte de Lucio.

La sobreventa de boletos y el mal trato al equipaje son las quejas más recurrentes por parte de los usuarios de VivaAerobus. Hasta la fecha, no existe de manera pública otro reporte del extravío de un animal por parte de esta aerolínea, sin embargo, su manera de proceder pone en duda la calidad con la que ofrece su servicio.

Mariana se encargó de verificar que las jaulas estuvieran perfectamente selladas. La aerolínea nunca revisó si éstas viajarían con las medidas adecuadas.

Cuando la mujer le avisó que Lucio había escapado, le mostró una foto en donde la puerta de la jaula se veía descuadrada, lo demás estaba intacto. Mariana dijo que ella iba a buscarlo, sin embargo el personal de la aerolínea le dijo que no podía hacerlo debido a que  la entrada al área en donde Lucio había desaparecido estaba restringida. Le dieron dos opciones: irse y dejar que VivaAerobus lo buscara o quedarse y perder el vuelo. El gerente le prometió a Mariana que lo buscarían.

Pelear contra un fantasma

VivaAerobus ha tenido éxito desde sus inicios por ser una aerolínea que ofrece a  sus clientes todos los servicios vía internet, sin necesidad de un intermediario. Esto facilita las cosas, pero al mismo tiempo las entorpece, es complicado que tras un acontecimiento similar a éste los clientes logren comunicarse con un representante de la aerolínea con autoridad suficiente para abordar el problema.

Desde el día de la desaparición de Lucio, Mariana y Rubén han luchado por encontrarlo sin poder tener resultados positivos.

screen-shot-2016-10-23-at-11-10-30-am

 

El 18 de agosto  Mariana se comunicó con Ruy Nava, gerente de Viva Aerobus en el Aeropuerto de Tijuana, para saber cómo iba la búsqueda de su gato. Durante la primera semana Ruy se mostró atento en la búsqueda de Lucio.

Rubén Prado, novio de Mariana,  comenzó a hacer público el caso a través de sus redes sociales y lograron obtener la ayuda de la abogada animalista Carmen Villareal Alberich en Tijuana, y en la CDMX la del programa de radio Animal Sonoro. 

Ruy Nava les informó que habían puesto una trampa en el aeropuerto y que había estado enviando a su gente a buscarlo durante el día. Esto hizo que Mariana y Rubén se sintieran confiados por un momento, pero también comenzaron a cuestionarse si colocaban las trampas de manera adecuada. Ellos tienen experiencia en colocar jaulas para atrapar gatos ferales y decidieron escribir a Ruy indicándole cómo debía ir colocada la jaula y en dónde poner el alimento para atraer al gato.

screen-shot-2016-10-23-at-11-13-47-am-1

Mariana investigó  sobre casos de gatos extraviados en aeropuertos y descubrió que habían sido encontrados gracias  a perros de rastreo. Decidió optar por ese método y contratar a Lobo, un perro entrenado para encontrar personas y animales. Lobo ingresó al aeropuerto el 29 de agosto e indicó  4 puntos en donde Lucio había estado en los alrededores de la pista del aeropuerto.

screen-shot-2016-10-23-at-11-08-56-am-1

Mientras tanto, la comunicación con Ruy Nava se iba debilitando. La abogada conocía al encargado del departamento de Fauna del aeropuerto y de esa manera pudieron solicitarle trampas, ya que el gerente de VivaAerobus decía no tener más, y sugirió a Mariana y a Rubén que ellos adquirieran unas y él las pondría.

Entre las peticiones que le hicieron a Ruy y que fueron negadas estuvieron: revisión de la grabación de la cámara de seguridad para conocer las causas de la fuga del gato y  apoyo económico para cubrir los gastos de la búsqueda, incluyendo al perro de rastreo. Entre los apoyos de los que no se dio evidencia por parte de Ruy fueron: colocación de flyers que Mariana envió anunciando la búsqueda de Lucio y colocación de jaulas; por otro lado el entrenador del perro de rastreo nunca fue acompañado en la búsqueda por personal de VivaAerobus, sólo por un elemento de seguridad del aeropuerto.

Para Mariana ha sido una lucha en vano comunicarse con la aerolínea, ha sido imposible comunicarse con una autoridad que represente a esta empresa. Cuando ha llamado le han respondido que todo lo manejan por internet.

screen-shot-2016-10-23-at-11-10-55-am-1

A los dos días de que Lucio se perdió, ella recibió un mensaje por correo en el que Viva Aerobus le decía que su caso se cerraría porque ya habían pasado dos días y que esperaban que el servicio haya sido satisfactorio.

Posteriormente Mariana se volvió a comunicar con la aerolínea, en una ocasión le colgaron y la última vez le dijeron que  en dos días tendría respuesta y hasta la fecha no se han comunicado. Rubén envió en repetidas ocasiones sus quejas a la cuenta @vivaaerobusteescucha y tampoco tuvo  respuesta.

 

VivaAerobus, una aerolínea ausente

El 14 de septiembre Mariana regresó a Tijuana para buscar a Lucio acompañada con el perro de rastreo que ingresaría al aeropuerto por segunda vez. En esa ocasión ingresaron a las 10:oo a.m., en realidad pudieron haber entrado desde antes, pero Ruy Nava no les dio esa opción.  La búsqueda de un perro de rastreo debe realizarse antes de que el sol caliente la tierra, pues los olores se evaporan y es más difícil localizar los puntos en donde podría encontrarse. Ingresaron casi a medio día y el perro detectó de nuevo dos puntos en donde Lucio había estado, estos puntos se esparcieron a un área mucho más grande en la segunda búsqueda. Durante ese recorrido Mariana pudo ver la trampa que Ruy había mandado poner, se trataba de una jaula vieja, cerrada, con una lata de atún afuera. También supo que Ruy no había aceptado poner las jaulas que proporcionaba el departamento de Fauna, porque tenía que firmar un documento en el que declaraba hacerse responsable de ellas. Ruy no había hecho su trabajo.

gatoperdido

Mariana pudo darse cuenta también de que el acceso al área en donde Lucio se había perdido no era tan complicado, que la aerolínea pudo habérselo permitido desde aquel momento.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) se encarga de regular las normas de transportación de animales señalando cuáles deben ser las características apropiadas de las jaulas y de su manejo dentro del avión. A esta organización sólo pueden pertenecer aerolíneas con vuelos internacionales. A las aerolíneas con vuelos nacionales como VivaAerobus, les corresponde conocer los protocolos de sanidad establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal  (OIE) pero que no determinan el manejo de las jaulas en su transportación.

Para Mariana, todos los que han estado involucrados en este caso dentro del aeropuerto han tenido un sentido de no responsabilidad, sobre todo Ruy Nava, quien  no es un empleado directo de VivaAerobus, sino de Menzis, una empresa que brinda servicios a la aerolínea.

letrero
Mariana ha pegado varios anuncios en los alrededores del aeropuerto.

Hasta la fecha Mariana y Rubén no tienen la certeza de que todo lo que dijo Ruy que había hecho haya sido cierto. La segunda vez que ella estuvo en el aeropuerto se dio cuenta de que el personal de seguridad no había sido notificado de lo ocurrido,  dijeron haberse  enterado del caso por Twitter.

La búsqueda sigue

El 29 de octubre Mariana voló a Tijuana por segunda vez. Dos semanas atrás recibió un mensaje de un taxista diciéndole que había visto a Lucio cerca de la estación de taxis, sitio cercano a donde el perro había detectado rastros del gato.

Pasó varios días allá, puso una trampa junto a la malla ciclónica que divide el aeropuerto de la calle y hasta hoy la espera continúa. La Fuerza Aérea Mexicana le dijo que estaban enterados de la pérdida de Lucio, pero que no habían recibido alguna foto o descripción del gato.

taxis
Trampa colocada por Mariana cerca del lugar en donde el perro de rastreo detectó la presencia de Lucio.

Lucio tiene 9 meses, fue rescatado de las calles de Los Ángeles, no es muy sociable. Mariana y Rubén repasan su experiencia y piensan en que hubiera sido mejor comprar el vuelo en otra aerolínea, en haberle colocado un chip o en haber comprado otra jaula.  Planean hacer algún proyecto para comunicar a las personas  cómo transportar de manera correcta a sus mascotas.

En las redes sociales la gente ha comentado que pudo haberse tratado de un robo, pero Ruy Nava siempre lo negó.

Mariana prepara un escrito para presentarlo ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) y para levantar una denuncia contra la aerolínea.

Sobre el autor

3 Comments

  • By José Zarate A . Responder

    Muy buen artículo !
    La vida de todo ser vivo merece respeto por igual .
    El no respeto y la falta de profesionalismo en todas las áreas es la causa de la mayoría problemas !

  • By Rocío castañeda Responder

    Tienen que denunciar a esta aerolínea y obligarlos a que se agan responsables de la búsqueda de Lucio, no es posible que no les importe perder a un ser vivo y que nada pase. No se si sería de ayuda manifestarnos un buen grupo de animalistas en el aeropuerto para que sientan más precion y agan bien su trabajo estas gentes.

  • By lorena Responder

    Deseo de corazon que puedan encontrara Lucii sano y salvo. Por lo que respecta a la aerolinea VivaAerobus y la ineptitud del personal que incumplio con sus responsabilidades; si es conveniente que se hagan publicos estos casos y que bueno que se atreven a llevar el caso a instancias legales.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.